EXPO

MÍMESIS (2017)

Realizo foto-arte digital, a base de fotografías manipuladas y transformadas en una imagen nueva, un paisaje onírico, un relato imposible de encontrar en la realidad. Aprovecho el poder potente de las imágenes cambiándoles el significado, jugando con los distintos elementos que las componen. Utilizo la contradicción en su construcción para romper la coherencia y así lograr retardar y aumentar el número de lecturas del espectador que asiste al relato.

El presente refleja múltiples conflictos derivados de las condiciones políticas y económico-sociales, como también del desarrollo científico y tecnológico, de las costumbres y de los afectos, influyendo en todos los ámbitos tanto individuales como colectivos y nos llama a inducir a la interpretación y al diálogo. Esta problemática me atrae y me inquieta, es un desafío para los filósofos y pensadores. Mi intención es interpretar, es decir dar sentido al caos de nuestro presente, a través de las imágenes; se trata de reconstruir la realidad que muestran las representaciones fotográficas usadas.

El relato presenta una visión que puede ser una proyección a futuro del presente caótico que vivimos y puede ser interpretado como apocalíptico en el sentido de misterioso y enigmático. También podría entenderse como amenaza, exterminio o devastación. Algunos relatos pretenden ser la representación del choque cultural, que ya estamos viviendo, donde impera la ansiedad y los sentimientos de desorientación y confusión producidos por la incapacidad de asimilar culturas diferentes, agudizado por variables y conflictos históricos nunca solucionados.

Este choque cultural se agudiza con el proceso de globalización que aumenta la comunicación e interdependencia entre los países, hay una pérdida de fronteras que trato de representar a través de la sobreposición de imágenes, ya que no hay límite evidente entre una imagen y otra, hay permeabilidad entre ellas. Además, a través de un proceso de deconstrucción se manipulan las imágenes, se distorsionan y se dislocan principios fundamentales de la realidad, como la gravedad, los colores y proporciones de los diferentes elementos, logrando un relato impredecible y un caos controlado.

HISTORIAS FANTÁSTICAS (2014)

DSC_0022_1024 DSC_0002_1024 DSC_0040_1024

 

 

 

 

Presentación de la serie “Historias Fantásticas”

“Presento en esta exposición de pintura digital obras intensamente cromáticas que a través de hitos, lugares, símbolos y personajes develan narraciones imaginadas a los espectadores, historias fantásticas. Trabajo desde lo pictórico con herramientas de la tecnología. A través de distintas imágenes juego con elementos del universo existente, intento mostrar un mundo fantástico, inquietante. Cada imagen representa una historia a veces misteriosa y siempre lúdica, donde se relacionan personajes de distintas procedencias y entornos armados y compuestos de distintos lugares. Se involucra tanto elementos de la naturaleza como de la obra del hombre, con el fin de representar situaciones que parten del mundo real pero llegan siempre a un mundo mágico, mirado subjetivamente, a un mundo extraño.”

Mercedes Cifuentes

REDES (2011)

thumb_DSC_0089_1024 thumb_DSC04853_1024 thumb_DSC_0093_1024

 

 

 

 

 

Comentario sobre la serie “Redes”

Los de adentro y los de afuera: una reflexión sobre las redes y la dignidad humana.

En un mundo donde vivimos hoy el cuestionamiento permanente sobre la credibilidad de las ideologías, las promesas de una sociedad justa, la armonía de un mundo feliz, la búsqueda del bien social, sentimos en forma decepcionante, la insolvencia del espíritu que ha animado desde el inicio de la cultura occidental la razón esencial, que ha guiado a la humanidad hacia la búsqueda de lo que nos constituye como seres humanos. La dignidad.

Mercedes Cifuentes, debuta en su primera muestra individual, Redes, preguntándose por éstos principios que guían su reflexión en torno a estos procesos de nuestra sociedad. Con recelo abordamos la pregunta que desde Platón a Marx ha sido, la sustancia de toda nuestra historia. No obstante, más allá de la filosofía y el pensamiento político, lo que estas imágenes proponen son reflexiones visuales profundas, que confrontan los graves problemas que aquejan al conjunto de nuestra sociedad.

Con una vasta experiencia en el ámbito del trabajo público y una penetrante mirada sobre las claves del desarrollo social, Mercedes Cifuentes inclina su reciente producción artística hacia el análisis visual del desastre y la esperanza. Por una parte el castigo social y el castigo de la naturaleza, que como la peste o el terremoto borran lo escasamente construido y el mundo infantil privado de respeto, de mala conciencia, de inequidad, de indiferencia. Ante este abrumador escenario, la artista contrapone luces, restauración; la voz y la alegría de los movimientos estudiantiles, el logos y la ética social.

El prisma del conocimiento y la metáfora de los interfaces de comunicación, tanto fisiológicos como digitales, son los elementos que pone en discusión este ensayo visual. ¿Es acaso el saber lo que modifica la condición humana y su dignidad? ¿Es la comunicación del conocimiento, la puesta en común de éste, la verdadera moneda, que contiene el valor de cambio de nuestra sociedad? Estas son las preguntas fundamentales que discute esta exposición, y los principios que hoy guían también a los movimientos sociales por todo el mundo. Las súper redes de información y de comunicación ponen en evidencia el abismo profundo de la inequidad.

Por ello este cuestionamiento certero cobra valor hoy día, tanto por su contingencia como por su carácter utópico, que transforma éste proyecto en una herramienta de pensamiento crítico, así como forma de sátira e ironía, que trata de desarrollar atractivos recursos visuales de propaganda e información que emplazan el espantoso y aburrido espacio comercial de las comunicaciones.

Arturo Duclos, octubre 2011.

“La propuesta plástica de Mercedes Cifuentes nos confronta con imágenes desarrolladas en impresión digital e intervenidas luego con técnicas múltiples. Aquí sus contenidos temáticos y motivaciones se enlazan coherentemente con la aplicación de tecnologías modernas y tradicionales, logrando como resultado un paralelo entre lo pictórico y lo intelectual.

La aplicación de los elementos cromáticos sobre sus símbolos e imágenes configuran composiciones bien ejecutadas que nos atraen y hacen reflexionar sobre los temas y mensajes que de ellas emergen.”

Juan Ibarra Toro.